Quitar lo que sobra en Narrativa de Ficción.



«Un párrafo sin errores. No se trataba de resolver un acertijo, de componer una pieza literaria o de encontrar razones para defender un argumento resbaloso. No. Se trataba de escribir un párrafo que condensara un texto de mayor extensión. Es decir, un resumen. Un resumen de un párrafo. Donde cada frase dijera algo significativo sobre el texto original. Donde se atendieran los más básicos mandatos del lenguaje escrito –ortografía, sintaxis– y se cuidaran las mínimas normas de cortesía que quien escribe debe tener con su lector: claridad, economía, pertinencia. Si tenía ritmo y originalidad, mejor, pero no era una condición. La condición era escribir un resumen en un párrafo sin errores vistosos. Y no pudieron.»
Profesor deja su cátedra por sus alumnos

Y el problema será que diez de esos treinta algún día querrán escribir una novela.

Siempre he mantenido que las facultades de periodismo o de filología no enseñan a escribir novelas o narrativa de ficción. Las primeras enseñan a exponer los hechos sin opinión, y no es eso. Y las segundas a analizar los textos desde perspectivas lingüísticas, que tampoco.

En EEUU existen cátedras y asignaturas de ficción creativa. Con profesores invitados como Paul Auster, Orson Scott Card, Christopher Vogler, y otros. Todos ellos concuerdan en uno de sus consejos: QUITAR TODO LO QUE SOBRA en una novela.



La labor más importante del escritor, y de sus correctores si los tiene, es precisamente esa. Eliminar sin piedad todo aquello que no sea estrictamente necesario para que la acción avance, ambientar una escena, o hacer crecer a un personaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para escribir comentarios has de tener registro, es rápido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...