Cuentan los hombres de cierta fe que en una ocasión un escritor palmó de hambre y por sus virtudes, ya que alguna tenía, le dieron a elegir entre el cielo y el infierno. Comenzó a observar el bajo mundo y vio el fuego y sintió el calor, y buscando escritores como él los encontró desnudos y famélicos, atados a sus escritorios, trabajando en sus obras y siendo azotados por horribles demonios con látigos de nueve colas.

Desanimado por esta visión ascendió a los cielos y vio el departamento de escritores. Vio el fuego y sintió el calor, y los encontró desnudos y famélicos, atados a sus escritorios, trabajando en sus obras y siendo azotados por horribles ángeles con látigos de nueve colas.

-Eh -dijo- Esto no es una gran ventaja. Vaya mierda de cielo.

A lo que uno de los ángeles le respondió:

- Bueno, no creas. Estos por lo menos publican.
 

2 comentarios:

Para escribir comentarios has de tener registro, es rápido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...