Mostrando entradas con la etiqueta Suspense. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Suspense. Mostrar todas las entradas

El Suspense en las novelas.

ESCENAS CINEMATOGRAFICAS... con SUSPENSE

En el libro de "CÓMO CREAR UNA NOVELA. Estructuras", trato muchos aspectos de la construcción de escenas, dejando otros para desarrollar más adelante en sus propios epígrafes. En el ebook cito varias veces la película "El Silencio de los Corderos", entre otras, con muchos ejemplos de cómo funcionan las escenas en diferentes niveles de la historia, pero dejé fuera el tema del suspense.

El suspense, para mí, forma parte del tema del Conflicto, y pensarlo así me decidió a dejar para otro lugar su desarrollo. No obstante lo apuntaré aquí, brevemente:

El objetivo de toda historia, sea novela o guión cinematográfico, es crear nuevas escenas que cuenten la historia. Ya comenté en Estructuras que hay escenas cliché, más habituales en las películas, las cuales son incluso esperadas por la mayoría de los espectadores. Y parodiadas una y otra vez, como por ejemplo en la serie de "Scarie Movie".  Los clichés no denotan originalidad. Si utilizamos escenas que ya se han visto, hay que buscar un ángulo fresco y original. No usar lo mismo una y otra vez.

Y todos nos hemos sorprendido escribiendo una escena ya vista. El subconsciente funciona así, y por eso es siempre bueno contar con lectores cero o editores, con amplia experiencia y cierta edad, que nos señalen esos clichés. Cuanto más hayan visto y leído, antes saben identificarlos. Y aquí la edad es un plus.

Pero hay maneras de aderezar una escena aburrida. Una de ellas es añadiéndole suspense. Como ya vimos en el libro, en cada escena el personaje quiere algo, así que ¿por qué no ponerle el objeto de su deseo al alcance de su mano mientras otro personaje intenta quitárselo? Eso crea tensión.

En el guión de "Hannibal", David Mamet usa el suspense basándose en la superioridad de conocimientos de la audiencia. El espectador sabe que el misterioso doctor al que el policía quiere investigar es Hannibal Lecter y las suspicacias del policía están más que justificadas. Harris lo escribió también así en su segundo libro sobre el personaje.

El detective Pazzi va a visitar al Dr. Fell al piso del antiguo procurador del museo, para que le de las cuatro maletas con las pertenencias de su antiguo propietario. Durante unos minutos el detective queda solo en la escena y aprovecha para investigar un poco por el piso esperando que Lecter no lo sorprenda. Aquí hay suspense. Cuando Lecter aparece de entre las sombras, se produce la primera sorpresa. El detective formula algunas preguntas sobre el procurador, que Lecter contesta. Se ofrece a ayudarle a llevar las maletas mientras se pone unos guantes. La tensión aumenta mientras Lecter se acerca al detective con sus guantes. Pazzi, ajeno a los instintos asesinos de Lecter continúa haciendo preguntas totalmente banales. Lecter estira su mano enguantada y coge las maletas. Ayuda al detective a bajarlas. ¿Por qué los guantes?, se preguntará un observador avezado. Para evitar que sus huellas dactilares lleguen a la policía, claro.

Lo que podría haber sido una escena aburrida de sospecha y recogida de maletas se convierte en una escena de tensión con la inclusión del suspense.

Mediante el suspense puedes construir una escena y darle una cualidad que de otra manera no tendría. Da igual que la película sea de suspense, una comedia o un thriller. Desde esconder las medias de la amante cuando la novia entra en escena hasta una cuerda colgando en una ventana solitaria cuando el espectador sabe que hay un asesino suelto en el barrio, todo son elementos que ayudan a que las escenas sean inolvidables para el espectador y que esté atento a lo que sucederá después.

Tratamos algunas otras técnicas en un artículo anterior, aquí. Otro día seguiré ampliando este tema.

No olvides compartir este artículo en tus redes, si te ha gustado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...