Siete maneras de apoyar a un escritor que te gusta


Siete maneras de apoyar a un escritor que te gusta


Cuando un amigo, escritor o escritora, saca un nuevo libro, lo primero que hago es ver si es para mí. Hay historias que no lo son, por mis circunstancias, edad y experiencia lectora, o gustos particulares de ese momento en el tiempo. En los noventa leí mucho ensayo, novela histórica y policíaca, y ultimamente más fantasía adulta y mainstream. En ocasiones no es el momento de leer, por ejemplo, una novela sobre desamor o sobre una defunción, o sobre aspectos sociales que en ese momento concreto pueden ser dolorosos. Y si no es por trabajo —corrección, edición o promoción— no voy a leer esas historias en ese instante.

En segundo lugar, miro si esa obra está bien escrita, y no me refiero solo a la ortografía, sino al estilo: A la elección que ha hecho el autor de las palabras precisas para construir las frases y los párrafos. A la construcción y estructura de la novela, el diseño de los personajes, etc. Si ha sido honesto con el lector y con su historia: no resucitando personajes, comenzando con un sueño, o forzando un final con deus ex machina, etc. etc.
Coaching y asesoramiento literario

Y en tercer lugar, miro a quién va dirigida esa obra, a qué tipo de lector o target le va a gustar o va a querer leerla. Y entonces, solo entonces, creo que puedo ayudar y apoyar a ese amigo escritor o escritora.

Pero cualquier persona puede apoyar el lanzamiento del nuevo libro de un autor que le guste sin tener mi criterio, que es personal. Hay muchas cosas diferentes que se pueden hacer para ayudar a las ventas de sus libros y que siga escribiendo obras para ti, es TU AUTOR o uno de ellos, y te gustan sus historias o su estilo. Nadie más va a escribir como él o ella.

Y la primera de las cosas que se pueden hacer para apoyar a ese escritor o escritora es:

1. Comprar su libro o ebook.

Puede parecer obvio, claro, pero es importante. Naturalmente, hay que comprar nuevos ejemplares de libros, no copias usadas.

2. Comprar el libro para regalarlo.

Cuando sé que un libro no es para mí, pero está bien para otros que conozco, suelo comprarlo y regalarlo. No hay mejor regalo que un libro bien seleccionado para un lector habitual del que conoces sus gustos literarios. Y más si está firmado por el autor. Piensa en los amigos que pueden disfrutar de esa historia y, cuando sea el caso o evento concreto, cómpralo para ellos. Tendrás muchas ocasiones: Cumpleaños, Fiestas, Cenas, Navidad, etc.  Y estarás apoyando a tu otro amigo, el escritor.

3. Leer en público.

Leer en el metro. En un avión. En una tumbona en la playa. Si alguien ve a diferentes personas en lugares distintos leyendo el mismo libro, su curiosidad se acrecentará. Los clubs de lectura son importantes por esto.

4. Preguntar en las librerías

Cuando entras en una librería, no vayas directamente por el libro, incluso si sabes exactamente donde se encuentra. Es mejor preguntar acerca del libro de tu autor. Lo encontrarán en su sistema y te llevará hasta él. Pero si esto lo hacen cinco personas en una semana, el librero recordará el dato, apoyará ese título.

5. Deja un comentario para Amazon o Goodreads y en tus redes Facebook o Twitter.

Las reseñas son importantes cuando son sinceras y no te ha regalado el libro la editorial. Animan a otros a tomar una decisión de compra. Son como los testimonios de personas que prueban un producto. Las primeras diez o veinte opiniones son especialmente importantes y sí, se puede dejar la misma reseña en todos los sitios para ahorrar tiempo.

6. Asistir a los eventos de presentación

Aunque personalmente no creo en las presentaciones de novedades, pienso que si el autor o autora ha de hacerlas, generalmente obligados por contrato, se les puede apoyar acudiendo a ellas cuando se convocan en tu ciudad. A tu autor le gustará verte y firmarte su libro y no se sentirá solo. Además, si no es como yo, siempre puedes hacerte una foto con él.

7. Hacer networking.

Si tienes contactos con los medios o conoces a personas influyentes, siempre puedes arreglar una conexión entre contactos. Es una de las mejores cosas que puedes hacer y con la que puedes influir de verdad en la vida del libro y el éxito de tu escritor o escritora. No todos tenemos un perfil comercial, pero no es igual acudir a tu amigo influyente y decirle que tu escritor favorito ha sacado una nueva novela que decirle que tu escritor favorito ha escrito un nuevo libro de (Género), lleva XXX ventas por lo que tú sabes, y está teniendo elogios positivos (Aquí y aquí) Es más probable conseguir la atención de la segunda manera.

Por último (a esta no le pongo número), a los escritores, a algunos, nos gusta tener un grupo pequeño de lectores de confianza a los que ofrecemos cosas ANTES de publicarlas. Si ves que un escritor que te gusta tiene un newsletter vía email, suscríbete. Recibirás cosas que no recibe todo el mundo y podrás compartirlo vía correo electrónico.

¿Se te ocurre alguna manera más de apoyar a tus escritores favoritos? Estaré encantado de leerte. Comenta y comparte.

El plan de marketing de los escritores


Escribir es un negocio como cualquier otro.

Aunque no tengas una tienda, ni una pequeña empresa, realizas un producto. Puede ser un libro de no ficción, una novela, un guión o una serie de artículos. Si logras verlo así, comprenderás la importancia de tener un plan para que te ayude a tener éxito.

Se llaman planes de negocio, o planes de marketing y en tu caso, consta de varios puntos:

1. Producto. Identificación del producto. 

¿Qué quieres producir? ¿Un libro, artículo, una serie de folletos promocionales? ¿Un servicio con el que enriquecer, animar, informar a otros? Hay que ser específicos y detallistas, tanto como se pueda en la descripción. Y darle un buen título a ese producto.

DESCARGA ESTE ARTÍCULO GRATIS
DESCARGA ESTE ARTÍCULO GRATIS

2. Target. Identificación de tus clientes. 

¿Quién son tus clientes potenciales, los lectores que van a COMPRAR tu producto?

  • Por género: ¿Hombres, mujeres, niños? 
  • Por profesión: ¿Doctores, abogados, maestros? 
  • Por grados de asociación: ¿la generación X, las mujeres trabajadoras, alcohólicos anónimos? 
  • Por gusto literario: ¿Lectores de novela histórica, de policíaca, de negra, de terror, romántica, erótica? 
  • Por ubicación: ¿Dónde y cómo viven? 
  • Por edad: ¿Cuantos años tienen? 
  • Por nivel: ¿Cual es su nivel educativo o financiero? 
  • Por ideas: ¿Dónde se sitúan política y espiritualmente? 
Hay que intentar averiguar qué desean leer, y cómo puedes tu, a través de la palabra escrita, ofrecérselo. Es un estudio de mercado que, si nos mantenemos alertas y enfocados, podemos realizar muy fácilmente: visitando librerías o navegando por la red y los top de ventas.

3. La misión. 

Todos los negocios tienen una misión y tú también deberías tenerla. Se trata de subrayar lo que quieres conseguir y por qué. Al fin y al cabo no sólo hay que traer un producto al mercado sino que debe servir para un propósito. Es importante establecer esta misión porque ayudará a enfocar los objetivos.


4. El capital inicial. 

¿Qué tienes para empezar esta aventura? Algunas cosas serán tangibles y obvias, como tu ordenador, el espacio donde trabajas, o un dinero en metálico. Otras serán intangibles pero no por ello menos importantes. Son tus habilidades o experiencias, tus fortalezas.

5. Lo que necesitas.

Ahora que sabemos con qué cuentas, tómate un tiempo para determinar qué es lo que te hace falta. Tus debilidades. También pueden ser cosas tangibles o intangibles. Puede que necesites un espacio donde trabajar, un ordenador decente con conexión wifi, un conocimiento sólido en un área concreta, un negro literario que escriba por ti, conocimientos técnicos o recursos de los que careces, etc. Intenta pensar cómo obtener cada uno de ellos. La mayoría se resuelven leyendo un libro adecuado.

6. El presupuesto.

Cada proyecto necesita un presupuesto, sea para carpetas, viajes, libros necesarios, tiempo que robas de otros trabajos... Haz un listado de esos gastos y pregúntate de manera realista si puedes afrontar esta aventura. Si no, intenta recordar gastos, crear una pequeña reserva, o pedirlo.

7. El tiempo. Cuánto necesitarás y dónde encontrarlo. 

Todos los negocios requieren un tiempo para establecerse. El negocio de la escritura no es una excepción. ¿Cual es el tiempo mínimo que debes dedicarle diaria o semanalmente? Multiplícalo por meses o por años. Piensa nuevas maneras de conseguir más tiempo para mantener la aventura de tu negocio. Y piensa en organizar y gestionar ese tiempo de dedicación.

8. Los consejeros. 

Cada negocio necesita un grupo de consejeros (abogados, contables, etc) si quiere crecer y prosperar, y tú también. Tu grupo será las personas en las que buscarás ayuda y ánimo. No tienen porqué ser escritores. Pero deben apoyarte de manera personal y profesional. Y debes aceptar las señales que te envíen cuando lo estés haciendo mal. No se trata de darte baños de ego. Au contraire. Se trata de que doce ojos ven más que dos. Aquí voy a abundar en este aspecto de los consejeros: Funciona muy bien cuando los contratas, sí. Hay un boyante mercado de coachers que funcionan bien con mayor o menor fortuna. Pero también funciona muy bien cuando NO los contratas y das algo a cambio además de las gracias, públicas y privadas. Hablemos :-)

9. La promoción.

Todo negocio ha de tener una VISIBILIDAD, como también ha de tenerla un producto. Y eso se consigue con la promoción y el posicionamiento. Busca los canales adecuados para promover tu negocio o tu producto. Tus clientes potenciales, tu target, te darán pistas de cuáles son esos canales donde podrás instalar un escaparate de tu negocio o producto. ¿Un blog? ¿Una cuenta profesional de Twitter?

 Personalmente me inclino por Twitter. Pero dependiendo de tu negocio, y de tu target, quizá tengas que dominar Linkedin u otras redes. Establecer relaciones con bloggers y medios de comunicación. O invertir en publicidad.

10. Desarrolla un plan de contingencia. 

Los hombres de negocios con éxito crean planes que preparan a sus compañías para el éxito y sus posibles variables. Para los escritores, estas variables incluyen los rechazos, los bloqueos, la avería de un ordenador, pérdida de documentos, etc. Hay que estar preparados para cualquier adversidad antes de que se presente.

11. Cambia de proyecto si es necesario. 

Aunque es importante seguir un plan, a veces hay que diversificarse. Puede que tu producto no se venda tanto como previste o no es lo que te pide el cliente. Si luchas por escribir algo que no sale, puedes perder tiempo y energía. Hay muchos proyectos esperándote. Y lo ideal es mantener siempre tres simultáneos. Hablaré de esto en otro artículo.

He dejado fuera el análisis de la competencia, porque sería demasiado exhaustivo, en función del servicio o el producto que hagamos, y merece otro artículo dedicado.

Todas estas técnicas y muchas más, las estoy aplicando como editor y gestor en un grupo de quince escritores y escritoras. Publicaremos obras de género bajo seudónimo. Pronto tendrás más noticias.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Lo compartes en tus redes?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...